Documento
Obras
Artista
Mette Edvardsen
Año
2010
Créditos
Premios
Concepto: Mette Edvardsen
Con: Aaron Virdee, Bruno de Wachter, Caroline Daish, Chloe Fisher, David Helbich, Elly Clarke, Johan Sonnenschein, Katja Dreyer, Kristien Van den Brande, Kristine Øren, Lilia Mestre, Mari Matre Larsen, Marit Ødegaard, Martin Slaatto, Mette Edvardsen, Moqapi Selassie, Philip Holyman, Razan Akramawy, Rosemary Lee, Ulf Nilseng, Usama Zurba, Wouter Krokaert.
Producción: Helga Duchamps/ duchamps vzw y Mette Edvardsen/ Athome
Agradecimientos: Dubbelspel (STUK Kunstencentrum & 30CC, Leuven), Kaaitheater/ Brussels, Sarah Vanhee
Apoyos: Norsk Kulturråd, Fond for Lyd og Bilde, Fond for Utøvende Kunstnere, Norwegian Ministry of Foreign Affairs, Flemish Authorities, Step Beyond travel grants.
Título: Time has fallen asleep in the afternoon sunshine es una frase de un libro de Alexander Smith que aparece en Fahrenheit 451, de Ray Bradbury (1953).


Presencia en festivales
MIR festival/ Atenas 10, 11, 12, 13 Diciembre 2012
Dansefestival Barents/ Hammerfest 8, 9, 10 Noviembre 2012
Oktoberdans, BIT/ Bergen 22, 23, 24, 25, 26, 27 Octubre 2012
Dance Umbrella Londres 10, 11, 12, 13 Octubre 2012
In-Presentable, La Casa Encendida/ Madrid 10 - 24 Junio 2012
Fierce Festival/ Birmingham 30, 31 Marzo y 2, 3, 4, 5 y 7 Abril 2012
Marstrand vol.IV, Black Box Teater/ Oslo 23, 24, 25 Mazo 2012
Something Raw, Frascati/ Amsterdam 15 y 17, 18 Febrero 2012
Jerusalem Show, Al-Ma'Mal Foundation/ Jerusalén 28, 29, 31 Octubre y 1, 2 Noviembre 2011
Playground, STUK/ Leuven in Bibliothek Tweebronnen 4, 5, 6 y 8, 9, 10 Noviembre 2010
Etiquetas
5 de junio 2020
No hay documentos en la cola

Time has fallen asleep in the afternoon sunshine

Para Time has fallen asleep in the afternoon sunshine, un grupo de personas/performers memorizan un libro a su elección. Juntos, forman una colección de biblioteca consistente en libros vivientes. Los libros pasan el tiempo en una biblioteca, sentados en sillas, paseando, charlando entre ellos, mirando por la ventana, leyendo libros de papel de las estanterías, listos para ser consultados por un visitante. Los visitantes de la biblioteca eligen un libro que les gustaría leer y el libro lleva a su lector a un lugar o espacio de la biblioteca, la caferería o a dar un paseo fuera mientras recita su contenido (y posiblemente, interpretaciones válidas).

La idea de esta biblioteca de libros vivientes procede de la novela de ciencia ficción Fahrenheit 451. Es una visión futura de una sociedad donde los libros se han prohibido porque se han considerado peligrosos, y donde la felicidad debe obtenerse mediante la falta de conocimiento y pensamiento individual. El número 451 se refiere a la temperatura a la que el libro de papel empieza a arder. Como los libros están prohibidos en esta sociedad, una comunidad clandestina de personas se aprenden los libros de memoria para preservarlos en el futuro.

Los libros se leen para recordar y se escriben para olvidar. Para memorizar un libro, o más poético aún, ‘para aprender un libro de memoria’ es en cierto modo una reescritura de ese libro. En el proceso de memorización, el lector por un momento se pone en el lugar del escritor o, mejor dicho, se convierte en el libro. Quizás, la habilidad para aprenderse un libro entero de memoria es relativa dependiendo del libro escogido, del tiempo que se invierta y quizás de las habilidades personales. Sin embargo, por mucho y bien que aprendas algo de memoria hay que continuar practicándolo o si no, se olvidará de nuevo. Quizás para cuando termines, ya habrás olvidado el principio. Aprender un libro de memoria es una actividad continua. No hay un fin o algo material que lograr, la práctica de aprender un libro de memoria es un proceso continuo de recordar y olvidar.

Galería de imágenes

Cerrar

¿Qué quieres encontrar?

Filtro avanzado

Puedes seleccionar en qué documentos buscar y ajustar más agregando palabras del título