Documento
Obras
Artista
Mónica Valenciano
Año
1998
Créditos
Intérprete, coreografía, dirección: Mónica Valenciano
Compañía: El Bailadero
Etiquetas
nueva danza
17 de septiembre 2021
No hay documentos en la cola

Disparates

Los Disparates (1998-2004) se viene formulando desde 1998. En ellas se articulan las bases estructurales que componen hasta la actualidad el lenguaje que utilizo. Los Disparates parten del ejercicio de comprender la realidad renunciando al método racional, trascendiendo así los límites de la lógica para acceder, desde una memoria de la sangre, a la comprensión de la visión intuitiva. La obra de los Disparates habla de un trabajo que muestra lo que todos escondemos, apunta hacia la voluntad de dar a luz alguna sombra o rincón oscuro de aquellos que hacen esquina en la memoria. Los Disparates son en sí, un acto de confesión, de aceptación y están más cercanos quizá, al origen del ser como ritual chamánico, al teatro nô o a la actitud de la meditación. Puntos de vista y otras referencias: Disparate: Decir o hacer una cosa fuera de razón o regla. Contrario a la razón: desconcierto. Se dice del que dispara: absurdo, irracional. Derivado de desbaratar por influencia de disparar. Sobre los Disparates de Goya se ha dicho: Instinto que conduce a ciegas hacia un horizonte. Desconocido e inescrutable. Una suerte de regresión o evolución a lo indistinto. Diseminación de rasgos brujescos. Ruptura con el mundo lógico. Mundos humano, animal y vegetal que conviven y se entrecruzan. Lo originario es anterior a los lenguajes. Lógica nocturna. Imágenes convertidas en jeroglíficos. El desentumecimiento espiritual que es efecto del terror. Transformaciones del individuo. La representación de los fantasmas individuales. Espacio laberíntico, intemporal. La claridad y lucidez de lo grotesco. Espejo que descubre lo que estaba oculto. La risa como posibilidad de resistir tanta lucidez. Fragmentario, claroscuro, confrontaciones inquietantes, a la vez monólogo y unidad. Personajes, la noche, absurdo y misterio, mundo embrionario, lo que hay tras lo aparente. Disparates es un espacio nocturno, presentido y sonámbulo y del encuentro fortuito con Goya, alumbrando un tiempo de reflexión que desemboca en el proceso de “Los Disparates”. Estas piezas forman parte de la serie “Los Disparates” formuladas a partir de los estudios hechos sobre la obra “Disparates” de Goya. Es un proyecto que nació en 1998 con el Disparate nº 1: “Hueso de Santo” obra creada para “A pedir de boca”, un encargo del Festival Madrid en Danza. Posteriormente se sumaron Disparate nº 2:” De cuerpo… presente” Disparate nº 3: “Río” Disparate nº 4: “Transparencias” Disparate nº 5: “5 misterios” Disparate nº 6: “22 visiones” Disparate nº 7: “Don’t explain”

Mónica Valenciano

Disparate nº 1. Hueso de santo (1998)

A todo volumen eres la virgen del gayo, la de los frutos borrachos. ¿Me quieres? Exhibicionista con ruido de fondo y el mapa de las cicatrices por un sendero de `peras marcha atrás. Con el mapa de las cicatrices a todo volumen eres la virgen del gayo. Exhibicionista con leves discusiones, marcha atrás, por un sendero de `peras. Eres la de los frutos borrachos con ruido de fondo. En resumen, te quiero.

(Programa DESVIACIONES 1998)

 

 

Disparate nº 2. De cuerpo… presente (1999)

Intérpretes: Mónica Valenciano, Amallia Fernández, Raquel Sánchez, Félix Santana
Iluminación: Miguel Ángel Camacho
Distribución: Isa Echarren.
Producción: El Bailadero. Con la colaboración de Centro Insular de Cultura (Excmo. Cabildo Insular de Gran Canaria), del Centro Coreográfico de la Comunidad Valenciana y Teatres de la Generalitat Valenciana

 

Disparate nº 3. Río (2001)

Esta pieza se extrae desde la realidad de un entrenamiento del presente como proceso de inmersión en el aquí y ahora. Desde la relación inmediata con el tiempo y el espacio. Estableciendo un diálogo fluido donde la continuidad del espacio interno y el externo se va formulando, sin obstáculos, a través del desalojo que hace posible las conexiones. Creando así el movimiento de una presencia capaz de ver, tocar, escuchar, etc..
Es la presencia desnuda, movida por todo lo que la rodea, situada en el amanecer de un personaje, como punto de luz, que puede ser: el penitente, el tonto del capirote que se manifiesta a través de su movimiento y su voz en un revelado de visiones e imágenes muy concretas:
Este personaje Que… Irrumpe en la sala a la luz de la proyección de un recibo de la luz en la pared de enfrente consolando al público o a sí misma.
Que traduce una canción de amor al castellano
Que cuenta un cuento
Que vende imágenes

Disparate nº 4. Transparencia

Disparate nº 5.  (2002)

«Un punto cualquiera en el que dos o más trayectorias coinciden, un rayo de sol en el quicio de una puerta, o una máscara china con una mancha de humedad o un llavero oxidado y una flor con una taza de té».

«La confesión comienza por un acto de aceptación».

«Grato es el gesto que en una brusca soledad resplandece».

«El corazón de la naturaleza es todo música».

«La revelación es simplemente el resultado de la coincidencia de la mirada con alguno de los puntos de sutura del universo».

Disparate nº 6. 22 visiones (2003)

22 visiones apunta hacia una exploración de la imagen como proceso de síntesis. La imagen en su síntesis se dispara y produce así lo que llamamos visión, llegada al blanco en la conciencia del espectador. Tratamos la exploración de la imagen en el sentido de la composición o búsqueda de unidad en movimiento, desde un espacio de encuentro-desencuentro de las partes diferenciadas.
El «entre» es el espacio donde ocurre la composición, hay una búsqueda en lo discontinuo, lo fragmentario, lo que me interesa son los huecos creados a partir de una imagen. Es en estos espacios donde habita la visión «entre» dos acciones, dos escenas, dos movimientos,  dos individuos, dos palabras, dos sonidos, etc.. Me interesan los huecos como puentes, espacios de resonancia. Hay una renuncia a la explicación o encadenamiento lógico de las escenas, para llegar al espectador hacia una percepción  de los sentidos que conduce a un ámbito más cercano a la música, a la memoria de la sangre ¿cómo ocurre la música en nosotros?
La sonoridad del movimiento, la movilidad de la voz, la  resonancia del espacio o de un objeto en el espacio, la capacidad de crear una atmósfera donde todo está en juego.
La visión: la importancia de la mirada. El ojo como lugar de encuentro entre el exterior y el interior; espacio de contacto; es salida y entrada. Es la capacidad de extraer información inmediata de una imagen. En síntesis, la visión es información concentrada en un instante.
Transparencias: ver a través, la interacción de diferentes planos sucediendo al mismo tiempo. Esto da lugar a la manifestación del volumen como espacio habitado o habitable… Paisaje.
Paisaje: La composición que van creando las figuras como juego de equilibrios entre los elementos que forman parte del espacio. Arquitecturas y geometrías ambulantes, negociaciones entre la piel y el espacio… ¿hay un espacio capaz de progresar en continuidad con la piel?

Disparate nº 7. Don’t explain (2004)

 

Cerrar

¿Qué quieres encontrar?

Filtro avanzado

Puedes seleccionar en qué documentos buscar y ajustar más agregando palabras del título